martes, 1 de diciembre de 2015

Sin más

Podría justificarme y confesar al menos que he vivido, pero estaría mintiendo, al menos que acepte que vivir es simplemente dejarse consumir por el tiempo.
Hace justo un año que no publico nada aquí. Si digo que al menos he escrito, aunque fuera cierto, me parecería demasiado a esos escritores de una obra en que siempre trabajan y nunca ve ni verá la luz. La verdad, puede que ese sea también mi caso.

Llevo meses sin decidirme a publicar una nueva entrada solo por justificar lo inexcusable: una razón para escribir, no un blog sino una sola línea.

Pero aquí está, sin más.